Adiós Venecia, adiós

Todos hemos pasado por ello. Vestidos con nuestras mejores galas en la boda de un amigo y pensando: “Es ideal. Están hechos el uno para el otro”. Cinco años después, entre acusaciones de infidelidades y tras varios cientos de euros invertidos en terapia de pareja, todo se viene abajo. Nuestro amigo está durmiendo en nuestro…