El diario de NOA

¡UN MOMENTO! Antes de que salgáis corriendo, me gustaría aclarar que en este post no hay besos bajo la lluvia, madres malvadas, ningún marido joven, elegante, millonario pero aburrido ni tampoco un protagonista con barba de cuatro días que habla con la mirada. Nada de sobredosis de azúcar en esta casa. Rotundamente, no. Más bien … Continúa leyendo El diario de NOA