Granada al compás de Joe Strummer

El primer recuerdo que tengo de The Clash es de un icónico anuncio de televisión. Era 1991, casi no tenía edad para llevar pantalones, pero Should I stay or should I go producía en mí el mismo magnetismo que el vino con gaseosa o los dibujos animados violentos. Escuchar aquel riff se había convertido casi…