Luang Prabang y Marylin Monroe

BREAKING NEWS: somos millonarios. Y lo mejor de todo es que no hemos tenido que subastar nuestra colección de tostadoras antiguas para poder lograrlo. El dinero llegó de repente, camino de Luang Prabang. Pasaban pocos minutos de las 18:00 cuando comparecimos en Pak Beng, un pequeño pueblo de Laos situado en algún lugar entre la…

Bangkok, ciudad del pecado

”Un día algo cayó desde el cielo. De pronto, algo que jamás antes había necesitado, pasó a ser de primera necesidad”. Así comienza Los Dioses deben estar Locos, una de mis películas favoritas de la infancia. La verdad es que por aquel entonces, un bosquimano corriendo en taparrabos por el desierto no era algo que…

Abecedario Birmano (II)

Recuerdo perfectamente el día en que jugamos el mejor fútbol de nuestras vidas. Fueron los primeros 45 minutos de una inusual -por calurosa- tarde de sábado en Cuntis. Tiempo suficiente para tener cinco goles de ventaja. Nos salió todo. Parecíamos lo que realmente éramos: un equipo de más categoría que la regional al cual el…

Koh Kood, Tailandia y el progreso

A veces tengo la impresión de que las cosas cambian más rápido de lo que puedo procesar. Ocurre con las estrellas del pop actual y también durante un viaje. No estoy hablando de cambios estructurales: los aviones continúan volando a la misma altura y sigue estando prohibido que un guardia fronterizo sonría. Me refiero más…

Abecedario Birmano (I)

Birmania continúa siendo a día de hoy un país relativamente desconocido. A pesar de su reciente política de apertura hacia el exterior tras varias décadas de aislamiento, no muchos se deciden a venir. Desconocemos si esto se debe a que tiene nombre de ginebra cara o a que tal vez suene como algún elemento poco común…

Rangún, los domingos y la comida china

Odio los domingos. Particularmente los domingos por la tarde. El sabor del espidifen, las siniestras películas de sobremesa y la comida china para cenar. Siempre la misma historia. El fin de semana se acaba y otro lunes está al acecho, lo cual te recuerda cuanto odias madrugar. Pero, de vez en cuando, la vida te regala…

Annapurna. Capítulo tres: una marca de altura

“Recesión” debe ser una de las palabras más utilizadas en lo que llevamos del siglo XXI. Los políticos la utilizan cuando se refieren al desplome de la actividad económica y comercial que ellos mismos han  provocado. Los programadores informáticos la utilizan para hablar de, bueno, lo que sea que hablen los programadores informáticos. Yo mismo…

Annapurna. Capítulo dos: ascenso

En ‘Atrapado por su pasado’, el gangster al que da vida Al Pacino asegura: “No cambias con el tiempo, tan solo pierdes fuerzas”. Y en efecto, aunque salí al encuentro del Annapurna confiando en mis escasas probabilidades de éxito, como en los lejanos días de fútbol del domingo, las piernas me obligaban a dosificar los…

Annapurna. Capítulo uno: Pokhara

Durante mi adolescencia jugaba al fútbol con mis amigos los fines de semana. Si el partido caía en sábado, le plantábamos cara a cualquiera, pero cuando había que presentarse en el ring un domingo, después de dormir -con suerte- tres horas, la crónica cambiaba bastante. Cada día se desarrollaba igual. Antes del partido, me convencía de…

Morir en Varanasi

En el instituto sobreviví a clases de matemáticas que habrían hecho llorar al mismísimo Pitágoras. Sin embargo, durante un curso tuve la suerte de coincidir con un profesor que era diferente a los demás. A pesar de odiar las matemáticas tanto como desayunar pladur, sus clases me gustaban. Un día, me espetó: ‘’Javier, supoño que…